Mastografía

También conocida como mamografía, es un estudio de rayos X con bajas dosis de radiación que permite detectar anomalías en las mamas incluso antes de que puedan ser detectadas mediante la autoexploración. Se recomienda que todas las mujeres mayores de 40 años se realicen esta prueba cada 1 o 2 años. El procedimiento consiste en colocar los senos entre dos... Leer más

También conocida como mamografía, es un estudio de rayos X con bajas dosis de radiación que permite detectar anomalías en las mamas incluso antes de que puedan ser detectadas mediante la autoexploración. Se recomienda que todas las mujeres mayores de 40 años se realicen esta prueba cada 1 o 2 años. El procedimiento consiste en colocar los senos entre dos placas para así obtener las imágenes. Se obtienen dos imágenes de cada mama: una lateral y una de arriba hacia abajo. Los resultados de este estudio permiten detectar el cáncer de mama a tiempo y poder iniciar el tratamiento adecuado según la etapa en que se encuentre para evitar complicaciones.

Lista de centros de diagnóstico que realizan Mastografía

Compara precios y mira las fechas disponibles


No se recomienda este estudio para mujeres jóvenes ya que la mama es muy densa y los resultados pueden no ser precisos, sin embargo, cuando esto ocurre, el estudio se puede complementar con un ultrasonido mamario.

La mamografía es segura durante el embarazo y lactancia, sin embargo, es recomendable consultar primero a su médico especialista para valorar si es posible la realización del estudio.

Preparación para el estudio


Es importante el presentar estudios de mama que se hayan realizado anteriormente. Se recomienda llevar ropa cómoda y fácil de desalojar, ya que se pide descubrir el pecho. Por otra parte, no se debe utilizar desodorante, antitranspirante, polvos de talco o alguna loción sobre las mamas o las axilas ya que estas sustancias interfieren con la imagen. Finalmente, se recomienda realizar la prueba una semana después del periodo menstrual.

Procedimiento del estudio


Una vez que la paciente llega al centro de diagnóstico será trasladada a la sala donde se encuentra la unidad de mamografía. Allí le pedirán que descubra el pecho y se le proporcionará una bata, la persona a cargo del estudio ajustará la posición de las mamas para el mastógrafo, para poder obtener una buena imagen su mama será comprimida lentamente con una placa transparente de plástico. Esta compresión es necesaria para que los tejidos se puedan apreciar adecuadamente, para reducir el movimiento y, de forma general, para reducir la dosis de radiación emitida.

Se tomarán imágenes en posición vertical y horizontal, el procedimiento se repetirá para ambas mamas. La paciente debe permanecer inmóvil y en ocasiones se le pedirá que contenga la respiración. El procedimiento puede tomar entre 15 y 30 minutos, puede presentar molestias tolerables.

Después del estudio


Es posible experimentar molestias en las mamás después del estudio. La entrega de resultados puede tomar hasta 30 minutos. La paciente puede realizar sus actividades cotidianas inmediatamente después de la prueba.

Encuentra un centro de diagnóstico y agenda tu estudio

Lista completa de los centros de diagnóstico en tu ciudad
Precios de servicios fácilmente disponibles
Direcciones, tiempos de espera y resultados en línea
Prepárate para tu estudio