Resonancia Magnética

Resonancia Magnética

La resonancia magnética (RM) es una prueba de diagnóstico inofensiva que utiliza imanes y ondas de radio para obtener imágenes del interior del cuerpo. Es una técnica no invasiva que produce imágenes anatómicas tridimensionales y detalladas. Esta técnica se utiliza a menudo para diagnosticar enfermedades y evaluar un tratamiento. A diferencia de los rayos... Leer más

La resonancia magnética (RM) es una prueba de diagnóstico inofensiva que utiliza imanes y ondas de radio para obtener imágenes del interior del cuerpo. Es una técnica no invasiva que produce imágenes anatómicas tridimensionales y detalladas. Esta técnica se utiliza a menudo para diagnosticar enfermedades y evaluar un tratamiento. A diferencia de los rayos X y la tomografía computarizada, la RM no utiliza radiación ionizante la cual puede ser dañina.
Algunas partes del cuerpo como el cerebro, la médula espinal y los nervios, así como músculos, ligamentos y tendones, se pueden apreciar con mayor claridad cuando se observan por resonancia magnética en lugar de radiografías o tomografías computarizadas. Por esta razón, esta técnica es particularmente útil para visualizar lesiones de rodilla y hombro.

Resonancia Magnética

Lista de centros de diagnóstico que realizan IRM

Compara precios y mira las fechas disponibles


Las contraindicaciones absolutas para la resonancia magnética incluyen:

  • Embarazo
  • Catéteres para monitorear la arteria pulmonar
  • Globos intra-aórticos
  • Dispositivos para soportar el ventrículo izquierdo o derecho
  • Perforaciones en el cuerpo
  • Implantes (p. ej. bomba de insulina)

Las contraindicaciones relativas (a menudo dependiendo del centro de diagnóstico, sala de la prueba, tipo de dispositivo y número de Tesla) son:

  • Implantes cocleares
  • Anticonceptivos intrauterinos
  • Marcapasos implantado y DAI
  • Tatuajes / maquillaje permanente
  • Insuficiencia renal (cuando se utiliza medio de contraste)
  • Válvulas cardíacas

Para contraindicaciones más específicas, pregunta al médico que solicita el estudio.

Preparación para el estudio


La resonancia magnética no provoca dolor y dependiendo de la región a examinar, el procedimiento puede durar entre 15 y 45 minutos.
Al iniciar el estudio, se pedirá al paciente que se recueste sobre una camilla, la cual será desplazada hacia el interior de la máquina de resonancia. Una vez dentro, la máquina generará un fuerte campo magnético acompañado de ondas de radio que permitirán escanear alguna región del cuerpo. Este procedimiento no provoca ninguna sensación, sin embargo, es posible escuchar golpes o ruidos fuertes. Para reducir estos sonidos, puedes escuchar música por medio de auriculares o usar tapones para los oídos.
Los niños pequeños, así como las personas que sufren de claustrofobia, pueden recibir sedantes para ayudarlos a relajarse o quedarse dormidos durante la exploración. Es muy importante permanecer lo más quieto posible durante la prueba, ya que ello permitirá obtener imágenes más claras.
Algunos hospitales y clínicas pueden tener un equipo de RM abierto hacia los lados. Esta puede ser una alternativa útil para las personas a las que no les gustan los espacios cerrados.

Estudio con contraste


En caso de ser un estudio con contraste, se te pedirá llegar a la clínica una hora antes de la cita programada para que proporciones los resultados de tus estudios de laboratorio que determinan tu nivel de creatinina. Antes de la prueba, se te pondrá un catéter intravenoso para poder administrar el medio de contraste. La preparación del paciente incluye retirar cualquier ropa o joyería que pueda empeorar la imagen de resonancia. En algunos casos, se le puede pedir al paciente que use ropa de hospital.
El resto del proceso se describe en la pestaña "Procedimiento del estudio".

Procedimiento del estudio


La preparación para el estudio incluye la extracción de cualquier ropa o joyería que pueda afectar la imagen por resonancia. En ocasiones, se te puede pedir que utilices ropa de hospital. Antes de ingresar a la sala de RM, se te colocará un catéter intravenoso en el brazo para poder administrar el medio de contraste. Al ingresar a la sala, un técnico te pedirá que te recuestes boca arriba sobre una camilla para que te coloquen una bobina de imágenes sobre tu abdomen. La camilla será deslizada hacia adentro de la máquina de RM hasta que el cuerpo esté en la posición correcta para después hacer un escaneo de la región del cuerpo a examinar. Después, el técnico saldrá de la sala para dar inicio a las secuencias de RM. Una secuencia de RM permite obtener una imagen con una orientación específica; el estudio generalmente consta de dos a seis secuencias que pueden durar entre 2 y 15 minutos cada una. Durante las secuencias, se escucharán golpes o sonidos fuertes que pueden ser reducidos con auriculares o tapones para los oídos. En este momento, el personal técnico abandonará la sala pero te estará escuchando y observando en todo momento. Habrá un botón de emergencia en caso de que necesites comunicarte con el personal de la sala. Es posible que te pidan contener la respiración durante 2 o 3 segundos para mantener el abdomen inmóvil y obtener imágenes más claras.

Después del estudio


Al terminar el estudio, el técnico de la sala te llevará al vestidor para que puedas cambiarte de ropa. Puedes irte en cuanto estés listo.
En caso de ser un estudio con medio de contraste, es necesario permanecer en la clínica para verificar si te sientes lo suficientemente bien. No olvides beber al menos dos litros de agua después del estudio. Las mujeres lactantes no deben amamantar a su bebé durante las siguientes 24 horas y la leche materna debe ser extraída y desechada.

Encuentra un centro de diagnóstico y agenda tu estudio

Lista completa de los centros de diagnóstico en tu ciudad
Precios de servicios fácilmente disponibles
Direcciones, tiempos de espera y resultados en línea
Prepárate para tu estudio